Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más Información.

Autor Tema: Underworld (Partida Sencilla)  (Leído 631 veces)

Conectado kesulin

Underworld (Partida Sencilla)
« en: 19 Junio 2019, 16:46:39 »
Partida normalilla, ligeramente experimental, pues los roles tiene capacidades algo distintas y pueden interactuar entre ellos.

-Reglas:

-Se vota en rojo y negrita. Si quieres anular el voto votate a ti mismo..
-Al final del día el más votado muere linchado.
-Si alguien no vota un día será expulsado para el buen funcionamiento de la partida.
-Los empates los decide Dios-Random.
-El lobo y el vampiro están obligados a matar cada noche. (según a quien le toque).
-No se especifica como muere cada persona, salvo el disparo del cazador.
-No editar mensajes, no mandar MPs salvo la acción única del vidente.
-La victoria será para los buenos si eliminan al lobo y al vampiro.
-Victoria para el lobo si se queda a solas con un aldeano.
-Victoria para el vampiro si se queda a solas con un aldeano.
-Victoria para A.Van Helsing si elimina a ambos monstruos o si llega vivo al final con uno de ellos.
-Hay empate si al final quedan sólo el Lobo y el Vampiro. También lo hay si quedan El Lobo el Vampiro y A.Van Helsing juntos. (Los tres).

-Roles:

-Lobo: Mata todas las noches. Inmune a las balas del cazador. Si elimina a "El Aldeano" su voto vale 1.5
-Vidente: Todas las noches ve una carta. Si ve la carta del vampiro y el Lobo no ha muerto, figurará como "El Aldeano". Una vez por partida puede elegir comunicarse telepáticamente con uno de sus videnciados (mandar un único Mp previo aviso al master). A cambio su voto se reduce a 0.5 y pierde su poder.
-Protector: Todas las noches protege del ataque del lobo. No puede proteger dos noches seguidas a la misma persona. Solo se puede proteger a sí mismo una vez por partida.
-Cazador: Si muere por cualquier causa tiene un tiro que usará como venganza. Si el cazador no está atento a su posible muerte y no responde, su poder no será usado.
-Enterrador: Recibe el rol de los muertos. El vampiro le figurará como "El Aldeano".
-Vampiro: Si el lobo muere obtiene la capacidad de matar todas las noches. Resiste un asesinato nocturno del Lobo.
-El Aldeano: Un aldeano a secas. Sin embargo debido a su insulsez nata es inmune al vampiro.
-Aldeano de relleno #1: Un aldeano, pero no tan soso como "El Aldeano".
-Aldeano de relleno #2: Un aldeano, pero no tan soso como "El Aldeano".
-A.Van Helsing: Independiente. Recibe tres balas de plata que el permiten matar asociando rol + jugador. Las puede usar en cualquier momento.

-La idea es que haya dos "malos" que tiene interacciones con el resto de roles, de manera que se solapan, siendo algunos roles útiles contra uno, pero no contra el otro, y viceversa. Si por alguna casualidad quedaran sólo el Lobo y el Vampiro al final, entonces no gana nadie.  :burla:
-Para que A.Van Helsing gane como independiente tiene que sobrevivir a ambos monstruos y quedarse sólo con los aldeanos. Si llega al último día con uno de los monstruos, lo asesina automáticamente y gana.

-Apuntandos:

  • Lothar1971
  • dede
  • Kryoss
  • Zaratrusta
  • horak
  • SebaManu
  • Alfdona
  • Ore
  • Dfr07
  • Oscurus


-Resumen de ventajas y contras de los malos:

(click to show/hide)

Reglas originales de Sigfried
« Última modificación: 16 Agosto 2019, 11:27:23 por kesulin »
Consejos para la partida, por Terry Pratchett:
-El problema de tener una mente abierta es que la gente insiste en entrar dentro y poner allí sus cosas.
-La verdad quizá esté ahí fuera pero las mentiras están en tu cabeza.
-Las buenas excusas abren la puerta a las malas excusas.
 

Conectado kesulin

Re:Underworld (Partida Sencilla)
« Respuesta #1 en: 16 Agosto 2019, 11:27:47 »
Repartiendo roles. ¡Empezamos el lunes!
Consejos para la partida, por Terry Pratchett:
-El problema de tener una mente abierta es que la gente insiste en entrar dentro y poner allí sus cosas.
-La verdad quizá esté ahí fuera pero las mentiras están en tu cabeza.
-Las buenas excusas abren la puerta a las malas excusas.