Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más Información.

Autor Tema: POST PARTIDA. LIBERALES GANAN LA PARTIDA  (Leído 580 veces)

Desconectado kesulin

Re:POST PARTIDA. LIBERALES GANAN LA PARTIDA
« en: 08 Octubre 2019, 08:25:13 »
Gracias Cesar por esta gran labor de master. :besito:

Pues las matemáticas en esta partida me han traicionado y lo que parecía 2 fascistas claros han resultado dos liberales puteados. También ha ayudado su pasividad en buscar verdaderos fascistas. Como ya dije si fueran liberales estarían buscando presidentes mentirosos que hubieran escondido leyes liberales, pero no, y eso les hacía más fascistas.

En esta partida me he cuidado mucho de entrar en quinielas prematuras (exceptuando el claro caso del duo fascista por matemáticas). Si bien al final Lothar contradiciendose y luego Eldritch me confirmaron mis sospechas y ya tenía la quiniela hecha. En realidad le mandé la quiniela a Cesar antes del gobierno de Eldritch, y sale fascista, para luego salir el de Lothar y...FASCISTA.
Todo muy claro en mi cabeza, gobiernos fascistas de presidentes fascistas. Lothar votando a favor de todo porque en todos los gobiernos había un fascista.

Por cierto, sigo defendiendo que votar a favor de todo es un error y no lo entiendo.

En el caso claro del gobierno Jabberwock-Lothar, Lothar prefiere votar a favor cuando el siguiente en ser presidente es él mismo. ¡Eso no puede ser nunca un pensamiento liberal!
¡Jabberwock Fascista te boicotea el gobierno y ya nunca serás presidente!
Suerte tuviste de que le vinieran 2 azules. No entiendo como apruebas ese gobierno, eso te hacía más fascista.


Por cierto, un palo bien grande para los palomiteros, más cuando en esta partida Karinsky se ha quedado sin jugar para que lo hagáis vosotros.
Consejos para la partida, por Terry Pratchett:
-El problema de tener una mente abierta es que la gente insiste en entrar dentro y poner allí sus cosas.
-La verdad quizá esté ahí fuera pero las mentiras están en tu cabeza.
-Las buenas excusas abren la puerta a las malas excusas.